domingo, 13 de julio de 2008

SERIES: "MUJERES DESESPERADAS" otro final de temporada que mira al futuro

Tanto en USA como en España ya se ha podido ver el final de la 4ª season de “Mujeres desesperadas (Desperate Housewives)”. Lo que más sorprende (o quizás no) es que, al igual que ocurrió con el fin de la tercera temporada de “Lost”, la serie creada por Marc Cherry apuesta también aquí por un final en el futuro, concretamente, cinco años después. Esto se me antoja un acierto y, a la par, una necesidad. Argumentalmente, la serie creo está agotada tras cuatro años en los que al círculo de personajes básicos les ha pasado todo lo que sus perfiles podían más o menos admitir. El serial, por otro lado, ha perdido la capacidad de innovación y el mordiente más o menos oscuro que poseía la primera temporada, sin lugar a dudas, la mejor. De ella me cautivó el modo en que “American Beauty”, la demoledora película de Sam Mendes, se había convertido en ingenioso show televisivo de gran calidad. Pensar en como llegaron a la serie personajes como Mike u Orson y el punto en el que ahora están, puede darnos una muestra de cierto aburguesamiento de la idea original, que está más ahora por ser un producto blanco para toda la familia que discurrir por vericuetos más o menos siniestros como al comienzo sucedía.
Sobre lo que deparará la nueva temporada ya en rodaje, entiendo que en esos cinco años habrán pasado muchas cosas; y la entrada de nuevos personajes pueden refrescar la franquicia, espero y deseo que alejándose de la reiteración de tópicos de final previsible a los que últimamente se ha recurrido. No obstante, sería injusto no reconocer que ha sido un año complicado por huelga de guionistas, por lo que justo es no hacer más sangre a este respecto.
En lo edificante, del conjunto de la season, destacar por inusual la apuesta por la espectacularidad con el episodio del huracán, derroche de presupuesto del que, no obstante, creo no se extrajo todo el jugo posible; y respecto de los dos episodios finales, agradecer la antes dicha apuesta por cerrar un ciclo y abrir otro sin dejar demasiados hilos sueltos (como es marca de la casa), a excepción, claro está, del anticipo de lo que deparará el futuro a las protagonistas y que el espectador puede atisbar con varios flash forward, de entre los que me quedo por sorpresivo, con el de Susan y, por cómico, con el de Gaby.

by Harry Callahan

7 comentarios:

Baraka dijo...

Bueno, bueno, bueno. Me alegro que me hagas esa pregunta. Mujeres desesperadas ha conseguido ir avanzando en las vidas de las protagonistas, haciéndolas pasar por lo bueno y lo malo, que no es sino lo que nos ocurre a todos en nuestro devenir. Lógicamente, no todos los días suceden huracanes, suicidios falsos o inquilinas camellas, pero sí vemos de cerca el cáncer, las drogas, los celos, el egoísmo y la incomprensión. En resumen, no creo que la serie estuviera tan quemada pero sí comparto la opinión de que el final de la misma abre interrogantes. Y la situación de Gaby... ¿te parece cómica? Pregúntale a Raquel si no es realismo, y no mágico, precisamente. Tu escasez de familia descendiente en línea recta te delata, amigo Callahan...

Harry Callahan dijo...

Amigo Baraka, sin acritud le diré que mezcla usted churras con merinas y que le pierde definitivamente su condición de fan de la serie...

Orangino dijo...

Antes de nada me gustaría felicitarte por tu magnifico blog Harry, no esperaba menos de ti.

Respecto a la serie, debo decir que coincido contigo respecto a tu valoración de las temporadas, desde luego, bajo mi punto de vista la primera fue un pelotazo, la mejor de todas, muy completa, muy sugerente, oscura por momentos, divertidisima y cargada de giros argumentales que no se salian de la historia pero la cargaban de interés. Debo decirte que en mi caso es muy dificil que una serie me enganche durante año, sólo ha ocurrido en tres ocasiones: "El ala oeste de la Casa Blanca" (la mejor serie de la historia...), "Urgencias" y "Expediente X".

Ya que habalmos de series me gustaria saber tu opinón respecto a "Californication". Debo decir que la he visto poco, ya que mi horario de trabajo es un delito de lesa humanidad, pero por lo que ví me pareció una ráfaga de aire fresco dentro de la corrección que envuelve la tv americana, ya me diras....

PD: espero que nos veamo sen breve, y si no es asi, en diciembre no te escapas....

Baraka dijo...

Amigo Callahan, espero no haber molestado con mi opinión, pero sí puedo decirte que no es ésta precisamente una de mis series favoritas, aunque su frescura siempre ha permitido que me reenganche tras cada vacación.

Respecto a Californication, serie que ya he visto entera gracias a la posibilidad de grabar directamente de la tdt a un disco duro -gracías, papá- creo que ciertamente el horario es tan inadecuado como conveniente para no ser pasto de visión por parte de menores y gentes de esa calaña.

Es una serie igualmente fresca, descarada, ambigua y sin complejos, a la par que grosera, culta, entretenida y con alto nivel de enganche. Lo mejor es sin duda el alto nivel literario de sus diálogos a la par que la sensibilidad con que se tratan las situaciones relacionadas con el amor y la desesperación entre una orgía de sexo, tetas y culos.

Harry Callahan dijo...

Amigo Orangino, muchas gracias por tus amables comentarios sobre el blog.
Coincido contigo en destacar "El ala oeste de la Casa Blanca" del nunca demasiado reconocido Aaron Sorkin (guionista de "El Presidente y Miss Wade" o de la reciente "La guerra de Charlie Wilson"). Estupenda serie sobre el mundo de la alta política con un plantel de actores, encabezados por Martin Sheen y un recuperado Rob Lowe, realmente excelente.
Sobre "Californication" decirte que la tengo en cartera junto con "Dexter". De la primera solo he visto capítulos sueltos, pero me han convencido para retomarla desde el piloto y juzgarla en condiciones. Prometo hacerlo en breve.
Bienvenido a Magnum 44. Quedo a la espera de tus espero frecuentes futuros comentarios.

Ferlubi dijo...

Las primeras temporadas del Ala Oeste fueron increibles.Las otras han mantenido la calidad pero no igualan a las iniciales.

Recuerdos tiempos pasados con Callahan en que comentábamos al día siguiente los capítulos emitidos por TVE(aquella época en que las series aún se veían por la tele y no se bajaban de internet.Incluso nos pasábamos cintas vhs con episodios emitidos. La política de la televisión pública de maltratar a una serie hasta destrozarla(cambios de horarios, de canal, de día de emisión)hizo que la adicción desapareciera. Luego llegó el divx e internet, pero bueno...esa es otra historia.

En cuanto al amigo Orangino, creo reconocerle, y si es así, me declaro culpable de inyectarle el veneno del Ala Oeste y provocar estados de ansiedad entre finales de temporada y principios de la siguiente.

Harry Callahan dijo...

Amigo Ferlubi, efectivamente, qué tiempos y qué adicción tan cojonuda...
Y coincido, las últimas temporadas exigían demasiados conocimientos técnicos de política americana y en su intento de naturalizar lo cotidiano de la política, carecían de la emoción de las primeras seasons.