miércoles, 18 de febrero de 2009

NOMINACIONES A LOS OSCAR: "EL LUCHADOR (The Wrestler)", ...y resucitó de entre los muertos

Mickey Rourke era todo un mito erótico en los 80. Además, en aquellos años tenía por delante una más que prometedora carrera que contaba con títulos tan notables como “Manhattan Sur” o “El corazón del ángel”. Sin embargo, la falta de criterio en las elecciones de proyectos y una vida que transcurría a bandazos, dieron al traste con su futuro como intérprete e hicieron de él una víctima de los excesos, el botox y las excentricidades. Así hasta llegar a fechas recientes, en las que Rourke venía siendo tradicional carnaza para la prensa amarillista que gozaba ridiculizando su aspecto, gustos y rarezas.
En lo cinematográfico, sólo tipos como Tony Scott (“Domino”) o Robert Rodríguez (“Sin City”) se han atrevido a darle algo de cancha en los últimos tiempos, intentando arrojarle salvavidas que de un modo u otro lograsen su resurrección. No obstante, nada terminaba de cuajar para el actor de “Nueve semanas y media” hasta que en su vida se cruzó realizador neoyorquino Darren Aronofsky.
Éste le propuso un rol hecho a su medida, que encajaba en su particularísimo actual físico y que, en más de un aspecto, le retrataba biográficamente. Y además le fue claro. Le recordó un rosario de errores pasados, le dijo que le vigilaría de cerca y que sólo le pagaría una vez concluido el rodaje. Rourke aceptó y el realizador de “Réquiem por un sueño” le prometió a cambio un oscar.
Estamos a solo unos días de saber si “El luchador” conseguirá la deseada estatuilla para un alucinado Mickey Rourke que no para de frotarse los ojos y de bendecir haber caído en manos de Aronofski. En cualquier caso, el interprete de “Orquidea salvaje” ya tiene en casa el Globo de Oro y el filme ha sido reconocido y premiado con galardones tan prestigiosos como el León de Oro en el pasado festival de Venecia, todo lo que ha hecho resucitar de entre los desahuciados a Rourke que ahora recibe ofertas para participar incluso en filmes como “Ironman 2”. En lo estrictamente fílmico, “El luchador” es, está concebida y descansa sobre los hombros de su absoluto protagonista que ha sabido, esta vez si, atrapar la oportunidad y poner toda la carne en el asador. Y es que Rourke está francamente bien y obviamente creíble por experiencia vital en la creación de este perdedor, víctima de sí mismo, que trata de enmendar errores y redimirse a la desesperada. Junto a él luce Marisa Tomei, espléndida en todos los sentidos, que constituye la segunda nominación de la cinta justo reconocimiento a los obvios riesgos superados de su epidérmico papel. Ambos personajes tienen mucho en común. Viven de un físico con fecha de caducidad, de un trabajo que les destroza y los dos acarician el sueño de una vida tan simple como imposible. La cuestión es si es o no tarde para cazar la que parece será la última oportunidad de comenzar de nuevo.
De “El luchador”, no obstante, me interesa, además de la loada perfomance de Rourke, el estilo realista y pseudo-documental que da Aronofsky al filme y el homenaje honesto tributado a los jornaleros del mundo del espectáculo y la diversión. Aunque la canción que el Boss ha compuesto para los títulos de crédito no está tampoco nada mal.

By Harry Callahan

NOTA: 7/10

2 NOMINACIONES A LOS OSCAR:
http://www.oscar.com/nominees/?pn=film&film=The%20Wrestler%20Film

ESTRENO EN ESPAÑA: 20 de febrero de 2009

TÍTULO ORIGINAL: “The wrestler”
WEB OFICIAL Y TRALLER:
http://www.thewrestlermovie.com/
DATOS ADICIONALES:
http://www.imdb.com/title/tt1125849/

1 comentario:

Baraka dijo...

La tengo pendiente de visionar, pero ya me hizo gracia el homenaje-baile-cabaret de Hugh Jackman al hombre de blanco de la primera fila en la ceremonia de los Oscar. Las Coderas eran de Rourke.