jueves, 2 de octubre de 2008

SERIES: "Hustle", ¿Por qué nos gustan tanto las historias de timadores?


Hay vida más allá de las series norteamericanas. Aparte de “House”, “Heroes” y “Prison Break”, existen, por ejemplo, las británicas “Life on Mars” o “Hustle”. Productos de indudable calidad que poco o nada tienen que envidiar a los tv-shows más populares en USA. Me voy a detener en esa última, “Hustle”.
Pese a llevar ya cuatro temporadas en emisión, esta serie co-protagonizada por el veterano Robert Vaughn, para mí era una asignatura pendiente que he aprobado recientemente. Tras despachármela al completo, mi opinión no puede ser más positiva.
Se trata de un producto de factura impecable. Filmada con elegancia, ritmo y un sanísimo sentido del humor, se emparenta directamente con el moderno cine británico de gansters (que tan bien parece salirle a Guy Ritchie), o con pelis de ladrones como la saga de “Ocean´s Eleven” de Steven Soderberg, sin perder de vista clásicos como “El Golpe” (al que incluso se rinde homenaje en un episodio) o hasta la popular “El equipo A”.
Buena parte de la clave de su éxito la adivino en el acierto que supone hacer pocos capítulos por temporada (seis en concreto) de una duración, eso sí, pelín superior a los célebre 42 minutos americanos. Con ello se cede a la calidad frente a la cantidad. Y se concentra ésta, beneficiando a los guiones, las tramas y los diálogos de cada episodio.
El hilo argumental, del que todavía no he dado detalles, es simple: las andanzas y golpes de una banda de timadores. Cada uno tiene una particular habilidad y todos un claro principio, solo estafar a quien lo está pidiendo a gritos...
El casting es extraordinariamente solvente. Al ya mencionado antes Robert Vaughn, el viejo timador que se las sabe todas, se unen Adrian Lester, como gran cerebro de las estafas (durante las primeras tres temporadas), un impulsivo Marc Warren, la atractiva Jaime Murray, y el imprescindible para todo Robert Glenister. En la cuarta entrega se suma al clan Ashley Walters, el más flojo, no obstante quizás, del equipo actoral.
Por todo ello, recomendación viva, especialmente las dos primeras temporadas, para el que busque un entretenimiento evasivo blanco, para todos los públicos, francamente bien realizado, montado, musicado e interpretado. Eso sí, hay que dejarse llevar por los trucos y estratagemas propuestas por estos granujas a los que claro, siempre todo les sale de perilla.

By Harry Callahan

WEB OFICIAL:
http://www.bbc.co.uk/drama/hustle/

1 comentario:

Baraka dijo...

Protesto, señoría!!

No solo me aburren las pelis y series de timadores, sino que hasta me cabrean (quitando el golpe y Ocean´s eleven -solo esa-, claro está).

Si hay que robar, prefiero que sea una diligencia que casualmente también está siendo perseguida por una banda de indios cheyennes y que, desgraciadamente, tiene a John Wayne por enemigo.

Vuelvo a recomendar "Fringe" que está mucho mejor de lo que te había oído, y por supuesto mis últimos descubrimientos (gracias, D+): Mad men, Los Tudor y -soy una maruja- Palm Springs.

Y el martes: Generation Kill