sábado, 17 de enero de 2009

PRE-ESTRENO: "GRAN TORINO", sencillez maestra

Creo, sinceramente, que en las películas pequeñas es en donde Clint Eastwood demuestra muchas veces y sin querer lo grande que es. Cintas como “Million Dollar Baby”, “Los puentes de Madison”, “Un mundo perfecto” o “El aventurero de medianoche” son evidencias claras de lo que digo. “Gran Torino” también es una de esas películas pequeñas, entre comillas, incluso inferior a las nombradas, aunque da lo mismo.
Aquí no hay grandes efectos, ni complejas ambientaciones, ni extras a los que mover, ni espectacularidad en la fotografía o el diseño de producción. Solo hay una cámara, un puñado de personajes y una historia que contar. Lo demás es pura maestría, esa que consigue que nos gane de largo y conmueva un argumento visto ya en infinidad de ocasiones. La maestría artesanal que Eastwood tiene bien aprendida de tipos como el que fuera su gran amigo, el desaparecido Don Siegel.
Qué gran abismo separa la pretenciosidad de títulos recientes como “Siete almas” de la limpia simpleza de “Gran Torino”... Una pretende y no alcanza, la otra llega de sobras sin proponérselo. Y ello pese a que, en cierto modo, sus leit-motive argumentales casualmente coinciden.
Y encima el Clint Eastwood actor esta sencillamente de muy posible oscar, en su roll de viudo agriado por la vida que por azar entablará una impensable amistad con un chaval vecino y su familia. Personaje que es además la síntesis y homenaje a otros tantos encarnados por el actor oriundo de San Francisco a lo largo de su carrera. Y es que en este Walt Kowalski hay mucho del William Munny de “Sin perdón”, del Predicador de “El jinete pálido” o del mismo Harry Callahan de la saga de “Dirty Harry”.
Alguien dijo una vez que los directores de cine filman siempre la misma película. Quizás a veces sea verdad con Eastwood. De hecho “Gran Torino” está planteada como una suerte de western clásico urbano. Pero con el paso de los títulos, la perfección que va alcanzando este cineasta de la vieja escuela es pasmosa, y ello aún, insisto, en los proyectos más aparentemente menores como éste.
Postdata: la guinda del filme llega en los títulos de créditos finales sobre los que Eastwood entona, con su muy característica voz, las estrofas iniciales del estupendo tema “Gran Torino”, compuesto además por él mismo y Jamie Cullum. Ojo también a este posible oscar.

By Harry Callahan

NOTA: 8/10
FECHA ESTRENO ESPAÑA: 06 de marzo de 2009

TÍTULO ORIGINAL:
“Gran Torino”
WEB OFICIAL Y TRAILER:
http://www.thegrantorino.com/
DATOS ADICIONALES:
http://www.imdb.com/title/tt1205489/

3 comentarios:

india dijo...

He disfrutado de ella sólo leyéndote...quiero verla ya!!!!
Me han dado ganas de decirte "Sí waaaaaaaaaaana!"...maestro!
Y la canción,...debe ser la leche!...
Gracias,Harry!
Abrazo!

Harry Callahan dijo...

Muchas gracias a tí India por tus siempre amables palabras.
Otro abrazo para tí.

Harry Callahan dijo...

Por cierto, me parece gravemente ofensivo que se haya ninguneado la canción de "Gran Torino" en las nominaciones a los oscar y que por el contrario se hayan nominado nada menos que dos temas de "Slumdog Millionaire" que agreden directamente los timpanos de cualquier mortal. Cuanta ignorancia...