sábado, 22 de noviembre de 2008

EN CARTELERA: "QUANTUM OF SOLACE", decepcionante film de un errático Marc Forster

Tarde de expectación, tarde de decepción. Eso dicen los taurinos y son sabios. Tras la reinvención que supuso “Casino Royale” de la franquicia de 007, las expectativas puestas en “Quantum of Solace” eran enormes. Sin embargo, tras ver esta última la conclusión es que, tras una máscara pretenciosa de innovación, se oculta un título más de la saga, léase en el sentido más peyorativo posible.
La primera pregunta que uno se hace al salir de la sala de proyección es ¿qué mente preclara llegó a la conclusión de que Marc Forster era el más idóneo para dirigir un título Bond que debía ratificar la buena senda trazada por la anterior “Casino Royale”? Forster es un tipo que viene de hacer “Monster Ball” o “Descubriendo Nunca Jamás”. No sabe rodar ni dar ritmo a un filme de esta características. De hecho, él mismo reconoce que las escena de acción, en su gran parte, se deben a segundas unidades y los realizadores de las mismas. Para él quedan, hipotéticamente, las secuencias de diálogos y otras cosas como dar profundidad a los personajes, construir sus psicologías y darle chicha a la historia que se cuenta.
Sin embargo, aquí parece que Forster puso el piloto automático, pues el resultado no puede ser más pobre. Los malos son de opereta, la chica Bond terrible, M pasaba por allí y 007 es una consecuencia automática del giro del personaje operado en el anterior film, por obra y gracia de la irrupción de Daniel Craig en la franquicia. En este sentido, Bond se sigue intentando parecer denodadamente a Jason Bourne, pero en este título sin aportar las notas de personalidad y autenticidad apuntadas en “Casino Royale”. De hecho aquí su presupuesta desesperación, deseo de venganza y oscuridad interior ni aparecen ni hay esfuerzo por que aparezcan.
Por todo ello, creo que Martin Campbell (que no es precisamente santo de mi devoción) se había ganado la oportunidad de seguir siendo director de la saga, tras el rotundo acierto de “Casino Royale”. Además, cuando algo funciona, ¿por qué cambiar?. En su lugar, se ha jugado a experimentar y el batacazo está servido.
En el capítulo de errores hay que anotar también lo innecesariamente críptico de la trama, que no la entiende nadie, lo confusas que son las escenas de acción o la necesidad de haber visto “Casino Royale” recientemente para pillar de qué va lo que pasa. Por no hablar de los escasamente imaginativos títulos de crédito iniciales al son de los acordes del horroroso tema cantado por Alicia Keys y Jack White, infortunados sustitutos a última hora de Amy Winehouse, en un ataque de corrección política.
En fin que poco hay que me guste de esta nueva entrega de las andanzas del agente con licencia para matar, salvo Daniel Craig que creo está por encima de la cinta, sosteniendo con dignidad la actualización que a su personaje imprimió en el título anterior. Lo demás es mera cacharrería tan pretenciosa como vulgar.

By Harry Callahan

NOTA: 5/10
TÍTULO ORIGINAL: “Quantum of Solace”
TRAILER Y WEB OFICIAL:
http://www.007.com/
DATOS ADICIONALES:
http://www.imdb.com/title/tt0830515/

4 comentarios:

Baraka dijo...

Lo que más me ha interesado de la peli no es sino la anécdota de la Winehouse. ¿qué más puedes contarnos al respecto, amigo Harry?

la buena hija dijo...

Bueno Harry...aun estando bastante en linea con tu crítica, creo que te has ensañado un poco, no? Es verda que no llega al nivel de la anterior, que es muy críptica como tu comentas y que la partenaire de Bond no le llega a Eva Green ni a la suela de los zapatos...pero entretener, entretiene. Falta la profundidad de los personajes de la anterior entrega, pero mantiene la tension con cierta dignidad no? Muy por encima, para mi, de las ultimas encarnadas por el amigo Pierce. Y lo que si tengo que decir es que lo mejor, sin duda, Bond. Tengo que confesar me ha ganado totalmente, sin fisuras, le ha dado "un punto" al personaje que lo hace mas Bond que nunca.

Harry Callahan dijo...

El asunto Winehouse ha traido su miga. En principio, se le encargó la canción que siempre tiene cada entrega de la saga. Sin embargo, habida cuenta de la atracción por los excesos y la vida salvaje de la cantante, los conservadores productores pensaron que podía empañar la imagen de la franquicia y todo el aparato publicitario que la suele acompañar. De ahí que le quitaran el encargo alegando desconfianza en que la Winehouse se encontrara en condiciones ni siquiera grabar la canción. El encargo se lo pasaron a última hora a Alicia Keys y el otro tipo que, te aclaro, si que perpetran una horrorosa canción. Y eso que de la Keys no es propio.
En venganza, Amy W. ha amenazado con publicar a la vez el tema que ella habría querido hacer para la ocasión. Desconozco si esto ha llegado a ocurrir.

Baraka dijo...

Gracias por la aclaración, oh amigo y mentor cinéfilo.