domingo, 1 de junio de 2008

EN CARTEL: "Dueños de la calle", un tiro errado.


“L.A. Confidencial” me pareció un peliculón. Gran homenaje al policiaco de los 40 que Curtis Hanson facturó apoyándose en una soberbia novela de James Ellroy. Por otra parte, “Training Day”, con libreto de David Ayer, me sorprendió por su pulso narrativo y, claro está, por la escarizada interpretación de Denzel Washington.
Así las cosas, un filme guionizado por James Ellroy y David Ayer, entre otros, bajo dirección de éste último, se me antojó una propuesta estimulante. Sin embargo, pese a la calidad de los mimbres, el cesto deja que desear. Y me explico. La cinta es, precisamente, una mezcla de las antes referidas “L.A. Confidencial” y “Training Day”, en la que, además, uno tiene la sensación de estar invadido por un deja vu en el argumento, pues recuerda, aparte de las dos anteriores, a filmes como “Distrito 34: corrupción total” del maestro Sydney Lumet; a “Copland”, de James Mangold; o, yéndonos hacia atrás, a “Los sobornados”, obra maestra de Fritz Lang, entre otras muchas de ociosa cita.
Ello no obstante, es explicable habida cuenta de la escasez de imaginación de la que adolece el Hollywood actual. Por ello, si a esta debilidad se sumasen otros factores positivos, la balanza podría equilibrarse. Pero desafortunadamente esto no es así.
El casting, es sencillamente desafortunado. Keanu Reeves no es el Russel Crowe de la antes dicha “L.A. Confidencial”, ni el Clint Eastwood de “Ruta peligrosa” o la saga de “Harry el sucio”, como se pretende. Forest Whitaker está muy pasado de revoluciones. Hugh Laurie es un House de asuntos internos. Y a Jay Mohr no se lo cree nadie en su papel de rudo policía. Todo ello menoscaba, sensiblemente, la credibilidad de lo que uno ve. Pero es que, además, la inexperta dirección de David Ayer es notablemente pretenciosa y, pese a ello, todo lo que va a ocurrir se sabe desde casi los primeros compases de visionado.
En resumidas cuentas, “Dueños de la calle” es un thriller violento más de polis malos que transcurre en una ciudad tan cinematográfica como Los Ángeles, pero que aquí no es ni siquiera el interesante personaje que otros filmes contemporáneos, como “Collateral” o “Crash”, nos proponen. Lástima de tiro errado.

By Harry Callahan


TÍTULO ORIGIONAL: "Street Kings"
NOTA: 4,5/10

2 comentarios:

Baraka dijo...

Tras seis meses sin ir al cine (la última había sido SOY LEYENDA) pude acudir al cine ábaco del centro plaza para ver la película criticada. Debo decir que Dios me ha dado un don: adivino finales. Ya sea de series, de películas o de relaciones sentimentales, soy un hacha y no fallo.

DIEZ MINUTOS.

No me hizo falta más. Con ese espacio de tiempo, con esos 600 segundos supe ya desenmarañar el intrincado argumento que D.Ayer nos mostraba. Era fácil, y lo diré sin salpicar con spoilers.

Hay un personaje cuyo personaje siempre es una cosa pero empieza aparentando otra...

Y ya había visto a Forest "ojito saltón" Whitaker en las temporadas 4 y 5 de la gran "The Shield" (Al margen de la ley). Serie de culto entre las que tratan de polis buenos, polis malos. Es mejor que "The Wire", todo hay que decirlo, que no es poca cosa.

Es lo que pasa con los encargados de seleccionar papeles de EEUU. Si en una serie has hecho de tipo inteligente y burlón (Hugh Laurie) y me hace falta un actor que interprete el mismo papel... ¿Para qué comerse el coco?

Y lo mismo con Whitaker, actor, todo hay que decirlo, de mis favoritos, desde la muy olvidada e infravalorada "Ghost Dog" (El camino del samurai), que recomiendo vivamente.

Sea como fuera. Lo cierto es que estuve bastante entretenido viendo como mis predicciones se cumplían una tras otra... O al revés, para que me entiendan...

Solo diré que faltó que se dijera quién había matado a la mujer del prota, ocultando toda prueba, para que el fiasco hubiera sido completo, y para mi mayor gloria.

Pero el daño ya estaba hecho...

Harry Callahan dijo...

Amigo Baraka. No es que dude de tus dotes adivinatorias pero lo de jugar a adivino con esta cinta era bastante fácil, ya lo digo en mi crítica. Completamente de acuerdo con que "The Shield" es una extraordinaria serie. Lo de Forest W. es un caso a estudiar. Es capaz de ésto y de "El Ultimo rey de Escocia", por poner un ejemplo cercano... Conclusión palmaria: necesita que un director le contenga para estar bien.